Rescate a la I+D valenciana

josemariaguijarroJosé Mª Guijarro y Jorge.- Subdirector del Instituto Tecnológico de Óptica, Color e Imagen (AIDO). Doctor en Economía 

Artículo publicado en LEVANTE-EMV

Hay pocos temas en los españoles se manifiestan de forma unánime y una de ellas es la afirmación de que la solución a la actual crisis pasa por la innovación, por la I+D y también por la exportación. Sin embargo, ¿Cuánto tiempo llevamos escuchando esta frase?, si existe esta unanimidad, ¿Por qué no estamos ya recorriendo ese camino?

Las partidas de ciencia han sido, tradicionalmente, las que más se han alejado del gasto prometido estos últimos años. Son las primeras en sufrir los acuerdos de “no disponibilidad” que han ido aprobando los distintos responsables de hacienda. Pero hay otro motivo. Muchas empresas no han podido optar a las ayudas públicas en I+D por la “estrechez económica” en la que se encuentran.

El gasto interno en Investigación y Desarrollo registró el año pasado un descenso del 4,1%, según la estadística sobre actividades en I+D de 2011 realizado por el INE. Concretamente, experimentó en el mismo período una disminución del 5,4%, al descender los gastos corrientes un 5,1% y los gastos de capital un 7,4%; mientras que el gasto conjunto de la administración pública y la enseñanza superior se redujo un 3,3%.

Hemos pasado de ser un referente nacional a vernos situados en el entorno de la incertidumbre. Hace dos semanas impartí una conferencia en el Foro de Innovación más importante de España. Resultaba desolador ver cómo ante la presencia de más de 1.500 empresarios no había ni un solo representante de la Administración Valenciana que expusiera la Política Tecnológica e Industrial de su Comunidad Autónoma, cosa que sí hicieron Cataluña, País Vasco, La
Rioja, Aragón, Navarra, Madrid,…etc

Hasta la saciedad se habla estos días del término “rescate” y si una de sus acepciones es “actuar para paliar un riesgo”, ¿por qué no se rescata la innovación valenciana? La situación actual de impago por parte de la administración de las ayudas de I+D concedidas a empresas de los años 2009, 2010 y 2011 además de suponer un perjuicio claro para las mismas está provocando una desconfianza profunda por parte de las empresas más innovadoras de la Comunitat hacia el sistema valenciano de ciencia – tecnología – empresa.

Si no se toman medidas urgentes en forma de liquidación de deuda pendiente y de claridad en los planteamientos de apoyo a la I+D y la innovación para este año y los venideros, esta brecha será duradera y corriendo el riesgo de perder de nuevo el tren.

El rescate a la innovación no es solo cuestión de dinero sino de la estrategia que la política industrial valenciana debe seguir en el entorno 2014-2020. No estamos pidiendo que se invente nada nuevo, solo que nuestros líderes acopien el valor y arrojo suficiente para su puesta en marcha. Los frutos llegarán a medio plazo.