Gracias, Presidente

Artículo de Cristina Del Campo, Directora de REDIT, publicado en El MundoREDIT _NIK2785.

 

El pasado jueves, la Asamblea General de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana eligió al empresario Fernando Saludes como su nuevo Presidente. Saludes recoge el testigo de Damián Frontera, que ha estado al frente de la Red durante los últimos 11 años.

 

En este periodo, Damián ha ejercido un papel clave en la consolidación de REDIT como un agente de referencia en el Sistema Valenciano de Innovación, convirtiendo a la asociación en interlocutor acreditado, como representante de los Centros en materia de políticas de industria e innovación, ante sus distintos grupos de interés, tanto públicos como privados.

 

Conjugando profesionalidad y humildad, asertividad y empatía, capacidad de adaptación y firmeza en sus principios, Damián ha sabido moldear un REDIT más unido internamente, cuyo valor es hoy en día defendido sin fisuras por todos sus Centros Tecnológicos. Y, también, un REDIT reconocido de forma unánime por el resto de agentes del Sistema de Ciencia, Tecnología y Empresa, bien sean patronales empresariales, administración pública, representantes sindicales u otros organismos de I+D+i.

 

Once años dan para mucho, por lo que no es difícil imaginar que las circunstancias no siempre han acompañado. El pasado más reciente le ha llevado a liderar la asociación en los momentos más complicados de la historia de nuestros Institutos Tecnológicos. En numerosas ocasiones, habría sido mucho más fácil y ventajoso para él dejarse arrastrar por opiniones advenedizas que defender con firmeza los intereses de REDIT.

 

Y, sin embargo, su pasión por la innovación y su firme convicción de la importancia que nuestros Centros juegan en el apoyo a las pymes, han hecho que nunca titubeara en defender al colectivo por encima de todo, a pesar de un entorno muy adverso. Como saben quienes le conocen, Damián no es persona que busque atajos: es un hombre íntegro.

 

Personalmente, he tenido en Damián al mejor mentor que puedo imaginar. Con una magnífica trayectoria al frente de Oscar Mayer y una historia profesional tan fabulosa que ha dado de sí hasta para escribir un libro (El arte de dirigir empresas. El estímulo incesante”), los años compartidos con él han sido un enorme privilegio para mí. Damián es una persona cercana y amable, generosa en anécdotas y con un gran sentido del humor. No en vano, una de sus máximas a la hora de trabajar es que siempre hay que esforzarse por reír, al menos, 20 veces al día. ¿Quién no querría rodearse de alguien así?

 

Firme defensor del asociacionismo, a lo largo de su trayectoria se ha comprometido no sólo con REDIT y AINIA, Centro que preside desde 1998, sino que también ha participado muy activamente en la CEV, en FEDACOVA o en AVE, entre otras, y en el Consejo Social de la UPV, universidad de la que durante años ha sido Director de la Cátedra de Desarrollo Directivo y Empresarial. Comprometido con la formación de los jóvenes, siempre ha disfrutado compartiendo sus aventuras como directivo y es profesor en múltiples universidades, escuelas de negocios y foros de prestigio.

 

Damián es un ejemplo de motivación y honestidad para los que le conocemos. Por su parte, todo son siempre facilidades para dedicar tiempo y esfuerzo a las causas en las que cree. Y ello, aún cuando el Parkinson lleva muchos años echándole un pulso sin tregua.

 

Damián, gracias por todo. Has sido el líder inspiracional y resonante que cualquier directivo desea conocer. Y, sin duda, el mejor Presidente que REDIT podía haber tenido en esta década tan trascendente.

 

Dejas una asociación fuerte y unida, cimentada con solidez para una nueva etapa en la que nuestros Centros Tecnológicos seguirán esforzándose para apoyar la competitividad de nuestras pymes y, con ello, contribuyendo a la mejora del modelo productivo y al desarrollo de nuestro territorio.

 

En REDIT, siempre te estaremos agradecidos.