Con los datos en la mano

Artículo de opinión del Presidente de REDIT, Damián Frontera, publicado en Levante EMV.

Recientemente hemos conocido los indicadores de actividad en 2014 de los CentrosDamián Frontera que componen la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (REDIT). Los 13 Institutos han trabajado durante este periodo para 11.100 empresas clientes y 5.300 asociadas, para las que han desarrollado 788 proyectos de I+D+i. En total, los Institutos han ingresado 87 millones de euros, de los que un 59% ha provenido de facturación a empresas y un 41% de fondos públicos competitivos (25,5% autonómicos, 3% nacionales y 12,5% europeos).

Durante el año pasado trabajaron en la Red 1.194 profesionales del ámbito científico-técnico que dedicaron su actividad al desarrollo de proyectos de I+D (48%); a proyectos de innovación (25,5%); a ensayos de laboratorio (21%) y a formación (3%). Además, se organizaron 92 jornadas y congresos, se publicaron 178 artículos técnicos y se realizaron 190 ponencias en diversos foros.

Una primera lectura demuestra que, en comparación con los resultados obtenidos el año anterior, hemos sido capaces de mantener prácticamente estables indicadores de tanto peso como el volumen de ingresos, el número de proyectos o la cartera de clientes y esto a pesar de que el apoyo del IVACE a los Centros ha pasado de 30 millones de euros en 2013 a 20 en 2014.

Esta disminución ha requerido de un importante esfuerzo de los Institutos Tecnológicos para conseguir un aumento de la facturación a las empresas y un incremento de los retornos europeos.

En este sentido, mientras que en el ejercicio 2013 el porcentaje de los ingresos de los Centros Tecnológicos con origen en Europa era un 9,5%, en 2014 ha sido de un 12,5%. De hecho, entre 2010 y 2014 nuestros centros contribuyeron a captar más de 73,6 millones de euros anuales de programas nacionales y europeos. En 2014, por cada euro de financiación pública regional, los Institutos han contribuido a atraer 2,6 euros de fondos nacionales y europeos a la Comunidad Valenciana, lo que ha supuesto un importante beneficio para nuestras empresas, así como para la región.

Nos encontramos en un momento trascendental. El nuevo gobierno debe apoyar decididamente la I+D+i, con presupuesto y medidas concretas. Desde REDIT tenemos la vocación de influir en las políticas públicas de apoyo a la innovación empresarial y, con este fin, hemos elaborado un documento que incluye un amplio conjunto de propuestas en este ámbito. Esperamos que en esta nueva etapa los Institutos Tecnológicos sean escuchados y reconocidos como actores esenciales de la política industrial.