Proyectos

El nuevo milagro alemán

Artículo de Damián Frontera, presidente de REDIT, publicado en LEVANTE-EMV

Hace unos días representantes de REDIT, de algunos de nuestros Institutos Tecnológicos y de CIERVAL hicimos el siempre recomendable ejercicio de viajar a otro país para observar de primera mano cómo trabajan los que se dedican a lo mismo que nosotros. Concretamente fuimos a Alemania y visitamos las dos principales entidades de investigación aplicada del país: la corporación Fraunhofer y la Federación Alemana de Asociaciones de Investigación Industrial (AIF).

Precisamente, en Fraunhofer nos explicaron que uno de sus principales factores de éxito se basa en su modelo de financiación, en el que dos terceras partes de su presupuesto es de origen público. De esta partida, la mitad aproximadamente son fondos públicos que se destinan a la financiación básica de sus Centros Tecnológicos. El resto son fondos obtenidos en régimen de concurrencia competitiva. La conclusión es clara: la Administración confía plenamente en la eficacia de su sistema de I+D+i y en su valía como elemento tractor para incentivar la competitividad del tejido empresarial.

Casualidades de la vida, entre visita y visita vimos que la prensa española había publicado los resultados definitivos de la estadística sobre actividades de I+D en 2011. Un año más recibimos como una bofetada la noticia de que el gasto español en I+D ha descendido un 2,8% respecto a 2010, quedándose en un 1,33% del PIB. La Administración Pública ha disminuido su inversión en un 5,7% y las empresas lo han hecho en un 1,5%.

Comparando la situación de nuestro país respecto a la UE, España se sitúa a la zaga, bastante alejada de la media de gasto del 2,03%. Ocupamos el puesto 16 de los 27, con una decena de países como Finlandia, Suecia, Dinamarca y, mira por dónde, Alemania (¿casualmente o no?) a la cabeza.

Si analizamos la situación nacional, el escenario es muy desigual entre Comunidades Autónomas. Solamente cuatro, País Vasco, Navarra, Madrid y Cataluña, superan la media. Once de ellas ni siquiera llega al 1% y nuestra Comunidad se queda en el 1,01%, retrocediendo respecto al año pasado.

Miremos a Alemania para aprender todo lo que han sabido hacer bien en este país: su economía basada en el conocimiento, su apuesta por el capital humano, su empeño por reconstruirse y reinventarse una y otra vez, su apoyo estratégico a la innovación. Probablemente, en gran medida sea en todo esto en lo que consiste el llamado “nuevo milagro económico alemán”.

Creo que es fundamental redoblar nuestra apuesta por la I+D+i para volver a generar riqueza, empleo y confianza y avanzar en la senda de la reactivación económica. En España no tenemos la liquidez de Alemania pero, ¿no valdría la pena hacer un esfuerzo presupuestario en I+D+i pensando en el futuro?

Las empresas del sector salud aplicarán la innovación para llegar a la eficiencia

“Las empresas del sector salud aplicarán la innovación como medio de búsqueda de la eficiencia”. Ésta es una de las conclusiones que se desprenden del estudio elaborado por el Club Innovación y Futuro “Visión de futuro para el sector de la salud 2025”, que fue presentado por la Directora del Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial (OPTI), Ana Morato. REDIT organizó este martes la presentación del estudio del Club Innovación y Futuro “Visión de Futuro para el sector salud 2025”.

Read More

Faperin crea escudos de plástico conductor de la electricidad

 
La empresa produce piezas de composites con nanotubos de carbono, desarrollados por Aimplas, para proteger a los vehículos de posibles interferencias electromagnéticas
 
 

María Climent.- Artículo publicado en El Mundo en su suplemento Innovadores

El objetivo de Polycond era crear plásticos conductores de electricidad para las industrias donde abundan los productos eléctricos o electrónicos, como el sector médico, la automoción y las telecomunicaciones. Y lo consiguieron. Mientras Aimplas se encargó de la formulación de los nuevos materiales, Faperin se dedicó a diseñar el proceso industrial necesario para producir las piezas finales con las mejores propiedades posibles.

Los aparatos electrónicos, desde un ordenador hasta un equipo médico quirúrgico, son sensibles a las radiaciones electromagnéticas externas, ya que pueden producir interferencias con sus componentes y llegar a interrumpir, distorsionar o limitar su rendimiento. Los nuevos composites de plástico conductor cumplen dos funciones.

La primera, como apantallamiento electromagnético. “El material protege a un dispositivo electrónico de una radiación externa», apunta Luis Roca, responsable del departamento de compounding de Aimplas, instituto tecnológico perteneciente a Redit. ¿Por ejemplo? “Para filtrar y proteger los equipos de navegación de un avión de las señales que envían los teléfonos móviles”, comenta. La segunda aplicación está orientada a la disipación de cargas electroestáticas que en la industria pueden acabar provocando incendios o explosiones.

Read More

Astilleros Santa Pola y AIMPLAS desarrollan un innovador blindaje para embarcaciones frente a ataques piratas

infografía aimplasLa empresa alicantina Astilleros Santa Pola con la colaboración de AIMPLAS (Instituto Tecnológico del Plástico) ha desarrollo con éxito un blindaje de altas prestaciones para aumentar la seguridad de embarcaciones como pesqueros, patrulleras del ejército o guarda costera frente a posibles ataques.

Entre las ventajas de este material respecto a otros que se venían utilizando hasta ahora en los blindajes como el acero, destacan su menor peso y su mejor comportamiento frente a la corrosión. La ligereza es un aspecto fundamental en el sector naval y del transporte en general, puesto que permite un ahorro del combustible empleado. Por este mismo motivo, también se reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera, lo que implica una ventaja para el medio ambiente. Además, es un material que a diferencia del acero resiste la corrosión del medio marino sin necesidad de recubrimiento y ofrece una versatilidad en la fabricación de piezas muy superior a éste.

El blindaje está compuesto por dos capas. Según explica Enrique Díaz, responsable del departamento de composites de AIMPLAS, “la parte exterior es la que cambia la morfología de la bala y la hace menos penetrante, mientras que la interior absorbe la energía del impacto”.

Las pruebas de balística, se han llevado a cabo con éxito usando munición militar del calibre 7,62, utilizada habitualmente en fusiles de asalto y ametralladoras, aunque, según indica Héctor Blasco, gerente de la empresa Astilleros Santa Pola “la composición del blindaje se puede adaptar al nivel de riesgo que tenga cada cliente”. Tal y como asegura Blasco, “la idea de fabricar un material de este tipo surge en 2009, a raíz del boom de los ataques de piratas en aguas del Océano Índico, para diferenciarnos de la competencia en el segmento de las embarcaciones de vigilancia. Ahora tenemos ya varios contratos firmados a falta de ejecutarlos”.

Read More

Ayuda al cumplimiento de la legislación ambiental para las empresas del calzado

Recientemente, ha sido desarrollada la primera versión de una herramienta informática que permitirá a las fábricas de calzado conocer y mejorar su situación legal ambiental, así como los requisitos ambientales que les aplican en otros países cuando exportan calzado.

La iniciativa cuenta con el apoyo parcial de la Unión Europea a través del programa LIFE+ y está coordinada por el Instituto Tecnológico del Calzado y Conexas (INESCOP), perteneciente a la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (REDIT).

Los aspectos ambientales pueden suponer una importante variable estratégica para la mejora de la competitividad de las empresas de calzado y su desarrollo a medio y largo plazo. Son muchos los aspectos que se pueden abordar pero, sin duda, lo primero es el cumplimiento de la legislación ambiental. Para cumplir con la legislación ambiental es imprescindible conocer los requisitos aplicables a calzado. Esta tarea no siempre es sencilla, ya que la legislación ambiental se encuentra muy dispersa y es difícil para las empresas reunir los requisitos que les afectan en el ámbito nacional y europeo. Además, esta información es difícil de asimilar y requiere conocimientos, tiempo y dedicación, algo especialmente complicado para las empresas de calzado que, en general, cuentan con una plantilla reducida y sin conocimientos especializados en la materia.

Para dar respuesta a esta necesidad, surgió el proyecto “Fomento de la Legislación Medioambiental en el sector del Calzado europeo (ShoeLAW)” que cuenta con el apoyo parcial de la Unión Europea a través del programa LIFE+ y cuyo objetivo es el desarrollo de una herramienta de diagnóstico legislativo ambiental on-line, que permita a las empresas conocer y mejorar su situación legal ambiental.

Read More